¿Cuál es perfil sensorial en niños con TDAH?

En este estudio nuestro objetivo era comparar dos grupos de niños, unos diagnosticados de TDAH y otro no. Como instrumento de medida utilizamos: Perfil sensorial de niños de “Winnie Dunn”. Este cuestionario, mide las habilidades del procesamiento sensorial en niños, adolescentes y adultos, valorados conductualmente y su implicación en el desempeño funcional de la vida diaria. Sus adecuadas características hacen que sea una herramienta confiable y de fácil y rápida administración e interpretación. Los 38 ítems están organizados por áreas o secciones de acuerdo a los sistemas sensoriales:

 

·         Sensibilidad táctil: Respuesta a experiencia táctil (ej. Reacciona emocional o agresivamente al ser tocado)

·         Sensibilidad olfativa/gustativa: Respuestas a experiencias olfativas o gustativas (ej. Come solo algunas comidas de              ciertos sabores)

·         Sensibilidad al movimiento: Respuestas a la experiencia de movimiento (ej. Teme caerse o estar en alto)

·         Búsqueda de sensaciones: Responder de forma organizada y ajustada a eventos sensoriales (ej. Toca gente y objetos)

·         Filtro auditivo: La habilidad del niño de filtrar y usar sonidos (ej. Parece no oír lo que usted le diga)

·         Energía débil/baja: La habilidad del niño de usar sus músculos para moverse (ej. Parece que sus músculos son débiles)

·         Sensibilidad visual/auditiva: Respuesta a sonidos y estímulos (ej. Responde de manera negativa a sonidos fuertes o inesperados)

Podemos encontrar en la literatura es que los problemas de procesamiento sensorial son más comunes en los niños con TDAH que en los niños con desarrollo típico. Los niños con TDAH no reciben, ni procesan correctamente la información y por lo tanto, tienen dificultades en producir algunas respuestas de adaptación en la escuela, en casa, y en ambientes sociales. Esta condición puede afectar al rendimiento motor y funcional, así como aspectos del comportamiento de la vida de los niños, incluyendo su capacidad para aprender, para mantener y organizar niveles adecuados de actividad. El déficit en el procesamiento sensorial en estos niños, afecta a su función atencional, teniendo estos resultados una implicación directa con el aprendizaje.

En nuestro estudio los niños con TDAH obtuvieron peores resultados en 4 de las siete categorías del perfil sensorial  comparado con el grupo  sin TDAH; búsqueda de sensaciones, filtro auditivo, energía débil y puntuación total.

A modo del conclusión, estos resultados plantean la cuestión de si los síntomas del TDAH, como la búsqueda constante de movimiento, como se describe en el Manual Diagnostico y estadístico de los trastornos mentales (DSM-5) y que se explica por déficit en el control inhibitorio, podría ser debido a una influencia de los sistemas vestibular y propioceptivo de buscar estímulos sensoriales como respuesta conductual a altos umbrales de estos niños para estos sistemas, por este motivo estos niños muestran inquietud, corren demasiado, saltan en situaciones inadecuadas o no están tranquilos en actividades de ocio, en definitiva, tienen el “motor” encendido permanentemente. Debemos también considerar que algunas de las cuestiones relativas al procesamiento auditivo se han descrito en el DSM-5 (Por ejemplo: tiene problema para funcionar si hay mucho ruido a su alrededor). No obstante, la evaluación del procesamiento auditivo puede ayudar a comprender la función de la conducta de distracción.

Este estudio, sugiere que los niños con TDAH pueden tener deficiencias en la modulación sensorial que puede contribuir a comportamientos y aprendizajes inadecuados, lo que sugiere la importancia de considerar y estudiar las dificultades sensoriales de estos niños. En la práctica clínica esta discusión es pertinente porque sugiere la posibilidad de considerar estrategias y recursos para el tratamiento de los síntomas de los niños con TDAH.

 

Raquel Herrero, Psicóloga y Terapeuta en Red Cenit.